ESPAÑOL

Vivid en la luz de Cristo

Yo apreciaba muy poco los solsticios de verano e invierno hasta que viví en Alaska. Como todos sabemos, la Tierra gira alrededor del sol cada 365 días. Debido a la inclinación de la Tierra sobre su propio eje, el hemisferio norte está más cerca del sol en verano y más lejos de él en invierno. El solsticio de invierno marca el día más corto del año y la noche más larga. Marca la transición a los días más largos y las noches más cortas.

Redescubriendo nuestra más grande identidad y misión en Cristo

Algo que he venido escuchando con regularidad desde mi llegada a Seattle es un deseo de nuestra comunidad de ver una renovación en la vida de la Iglesia. En tanto que reconozco que enfrentamos desafíos, dentro y fuera de la Iglesia, lo que escucho principalmente es un deseo de que recuperemos nuestra identidad fundamental en Cristo, y vivamos la misión básica de la Iglesia, que consiste en proclamar a Cristo Jesús y su don de la salvación para el mundo.

Construyendo juntos el reino de Dios

Al iniciar este tiempo como su arzobispo, estoy muy agradecido por la cálida acogida que he recibido. En verdad estoy disfrutando mis recorridos por la arquidiócesis, conociendo a tantas personas y familiarizándome con nuestras parroquias y comunidades. Por favor sean pacientes conmigo mientras aprendo nuestra historia y tengan la bondad de seguir orando por mí para que siempre pueda estar abierto a las mociones e inspiraciones del Espíritu Santo, mientras trabajamos juntos en discernir, definir y cumplir la misión que nos encomienda Cristo, el Buen Pastor.