Planeando y rezando por el futuro de nuestra Iglesia

Amenudo pienso en el primer obispo del territorio que ahora constituye la Arquidiócesis de Seattle, A.M.A. Blanchet. El papa lo nombró obispo de Walla Walla en 1846 y lo transfirió a la recién creada Diócesis de Nesqually en 1850. El Obispo Blanchet dio el nombre de Santiago Apóstol a su catedral en Vancouver, una sencilla construcción que personificó los principios humildes de la Iglesia en el Pacífico Noroeste.

Subscribe to this RSS feed