Un diccionario católico para la planificación pastoral

Al iniciar una fase más pública del proceso de planificación pastoral de la arquidiócesis, deseo revisar la terminología. Esto podrá parecer básico, pero es importante que, cuando escuchamos ciertas palabras, utilicemos definiciones comunes.

Misión: La Iglesia tiene una misión; el gran encargo dado a los apóstoles por Jesucristo después de su resurrección es vayan al mundo y proclamen el Evangelio (Marcos 16,15). La proclamación del Evangelio es esencial para la misión de la Iglesia. Esta proclamación se realiza no solo con palabras, sino con ejemplo de vida, con nuestro testimonio.

Discípulo: El aspecto más importante de ser un discípulo es encontrarle y estar en relación con Jesús. Más allá de los Doce Discípulos, muchas personas encontraron a Jesús durante su ministerio público, y conocieron el amor, la compasión, la misericordia y la sanación que ofrece, y sus vidas nunca volvieron a ser iguales. Un discípulo es alguien que sigue a Jesús y lleva a otros a Jesús. Un discípulo permite que Jesús dirija cada aspecto de su vida. Un discípulo es un testimonio de la vida, la muerte y la resurrección de Jesús. Un discípulo practica activamente su fe, regularmente recibe los sacramentos, lucha por vivir según las enseñanzas de Jesús y de la Iglesia, y vive su vida como Jesús, quien vino no a ser servido, sino a servir. Un discípulo discierne devotamente cómo el Espíritu Santo está activo en su vida y busca permitir al Señor estar continuamente obrando en él. Un discípulo es consciente del amor incondicional y de la misericordia recibida de Jesús y libremente comparte esta experiencia con los demás, invitándoles a conocer y a seguir a Jesús. Un discípulo es alguien que Jesús envía en su nombre para continuar su misión.

Evangelización: Evangelizar significa proclamar a otros lo que nosotros mismos hemos experimentado y recibido, es decir, la riqueza inconmensurable de llegar a conocer y seguir a Jesús. Así, Sn. Pablo pudo decir: “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor” (Filipenses 3,8). El encuentro de Pablo con Jesús le llevó a su famosa conversión y le hizo uno de los más efectivos evangelizadores que el mundo jamás haya conocido. Su auténtica y poderosa proclamación y testimonio de la persona de Jesús estableció mucho de lo que fue la Iglesia primitiva.

Como su pastor, los invito a renovar su relación con Jesús. Jesús es nuestro todo. La Iglesia, y sus miembros, son el Cuerpo de Cristo. Por favor oren para que podamos ser testigos más creíbles de Jesucristo en el Oeste de Washington. Oren para que podamos saber cómo evangelizar, cómo ser discípulos, cómo cumplir con la misión de Jesús en el mundo hoy.

No estamos desarrollando un plan pastoral para implementar los programas más novedosos. Tampoco estamos escribiendo un hermoso documento para colocarlo en la estantería y pronto olvidarlo. Estamos buscando encender el fuego en cada corazón humano, el fuego de la Pascua del Jesús Resucitado.

Noroeste Católico - Septiembre 2020

Archbishop Paul D. Etienne

Archbishop Paul D. Etienne was named Archbishop of Seattle on September 3, 2019 by Pope Francis. Read his blog at https://www.archbishopetienne.com/.
__________

El Arzobispo Paul D. Etienne fue nombrado Arzobispo de Seattle el 3 de septiembre de 2019 por el Papa Francisco. Lea su blog en: https://www.archbishopetienne.com/.