Del Editor - Octubre 2020

Octubre es el Mes Respetemos la Vida. La Iglesia debe defender de cualquier ataque el regalo de Dios que es la vida humana.

Como han dicho los obispos de los EE.UU., el aborto es una “prioridad preeminente”.

En una sociedad justa, el aborto — la destrucción de nuestros más vulnerables hermanos y hermanas— sería prohibido por la ley. Desafortunadamente, 1) es improbable que suceda pronto, y 2) no resolvería el problema.  

En palabras de Peter Maurin, “Tenemos que hacer el tipo de sociedad en que a la gente le resulte más fácil ser buena.”

En una sociedad verdaderamente buena, no habría demanda de abortos.

En los EE.UU. 75% de las mujeres que abortan son pobres o de bajos recursos.

Como dice el catecismo, “Los poderes públicos deben respetar, proteger y favorecer la verdadera naturaleza del matrimonio y de la familia” (CCC 2209). Debemos apoyar ministerios como Prepares y políticas públicas que defiendan la familia, como el permiso de maternidad garantizado, la prestación de alimentos, cuidado de la salud y guardería.

Las vidas humanas dependen de nosotros.

Noroeste Católico - Octubre 2020

Kevin Birnbaum

Kevin Birnbaum is the editor/associate publisher of Northwest Catholic and a member of Seattle’s Blessed Sacrament Parish. Contact him at Kevin.Birnbaum@seattlearch.org.
__________

Kevin Birnbaum es el editor de la revista Noroeste Católico/Northwest Catholic y miembro de la Parroquia del Sagrado Sacramento en Seattle. Pueden contactarle en: Kevin.Birnbaum@seattlearch.org.