Logo
Print this page

Encontrando a Cristo en los momentos rutinarios

Querida Kianna:
¿Cómo puedo practicar mi fe y permanecer en contacto con Jesús en todo momento, incluso en aquellos momentos aparentemente triviales?   – Daily Searcher

Querido Searcher:

Intentar mantenerse cerca de Jesús en nuestra vida diaria puede a menudo resultar difícil, redundante o monótono. Tal vez te preguntes: “¿Por qué no puedo sentir la presencia de Dios?”, “¿Qué sentido tiene seguir mi misma rutina de oración todos los días?” “¿Acaso eso importa?”

Me he hecho todas esas preguntas, y aquí van algunas cosas importantes que he aprendido. Primero, nuestra fe no debería basarse en sentimientos, así que prepárate para vivir muchos momentos de aridez y desolación. La vida espiritual no es todo consuelo y momentos emocionantes. La verdadera prueba a nuestro compromiso con Cristo es en momentos áridos, cuando no tenemos ganas de orar o de leer la Biblia.

Luego de asistir a un retiro de la iglesia, normalmente estoy “sintonizada con Jesús”. Aunque estas experiencias son hermosas, los sentimientos duran solo una semana o así, y después viene la verdadera prueba: ¿Cómo aplicar lo que aprendí a mi vida diaria, para ser más como Cristo? Los retiros propician poderosos momentos de encuentro con nuestro Señor, pero la clave es usar este crecimiento para reforzar nuestra relación con Cristo más allá del fin de semana.

Invita a Jesús a tu vida diaria y él dará sentido a tus tareas cotidianas. Pasa tiempo meditando sobre la presencia de Dios a tu alrededor. Piénsalo: Dios está presente en la naturaleza, en nuestras familias y amigos, en el silencio — en todo. La conciencia de esta presencia perpetua nos ayuda a ver más allá de esos momentos de aridez espiritual.

La fe es una relación, y Jesús desea ser nuestro mejor amigo. Si deseas compartir ese compromiso, ¿Por qué dejarías alguna vez de hablar con Él? Cultivar una amistad requiere de tiempo, energía y dedicación, así que rezar una oración al mes no será suficiente para tener una verdadera amistad con Jesús.  A través de los momentos buenos, malos y otros, tu relación con Cristo es una búsqueda diaria.

Les dejo con esta reflexión: Practicar la fe significa vivir la fe. Entonces, ¿Cómo puedes permanecer conectado con Jesús en todo momento, incluso en aquellos momentos que parecen ser más triviales? La respuesta es simple: Ámate a ti mismo, ama a los demás, y sé consciente de la presencia del amor de Dios a tu alrededor. Vivir la fe se trata de aprender a dar y a recibir amor. Con fe, podemos mirar mucho más allá de nuestro mundo terrenal, más allá de lo que podemos ver o sentir, y ver dentro del corazón de Cristo. ¡Nunca dejes de buscar solo porque tus sentidos humanos te dicen que desistas. Sé audaz, fuerte, y un guerrero diario para Cristo!

¡Que Dios te bendiga!

 

Noroeste Católico – Julio/Agosto 2020

Kianna Garmanian

Kianna Garmanian is the youth minister at St. Elizabeth Ann Seton Parish in Bothell. Send your questions to editor@seattlearch.org.
__________

Kianna Garmanian es Ministra para Jóvenes en la Parroquia Santa Elizabeth Ann Seton de Bothell. Envíe sus preguntas a editor@seattlearch.org.

Northwest Catholic. All Rights Reserved.