Semillas de la Palabra - Nuestras familias y el importantísimo Sínodo de Obispos en Roma

Foto: Shutterstock Foto: Shutterstock

Nunca antes la Iglesia había realizado un discernimiento de pastoral familiar de este nivel

La familia es una de las principales preocupaciones del Papa Francisco y de la Iglesia. En octubre de 2014, obispos de todo el mundo se reunieron con el Santo Padre en la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos. Reflexionaron acerca de los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización. Apenas el mes pasado, el papa viajó a Filadelfia donde se celebró el Encuentro Mundial de las Familias. Este mes, del 4 al 25 octubre, tras un año de reflexión local en cada diócesis del mundo, los obispos viajan a Roma para participar en la XIV Asamblea General Ordinaria. Discernirán con el papa sobre la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo.

Nunca antes la Iglesia había realizado un ejercicio de discernimiento pastoral familiar de este nivel. Todo el Pueblo de Dios fue invitado a participar en el proceso de reflexión. El papa contribuyó con sus catequesis semanales sobre la familia en las audiencias generales. Los obispos recogieron y pondrán sobre la mesa las principales aportaciones de muchos fieles, organizaciones y hasta universidades y centros de investigación.

Todos los aspectos de la vida familiar serán abordados en el sínodo: la formación al matrimonio, la apertura a la vida, la evangelización de los hijos, la responsabilidad educativa. Los abuelos que requieren una atención peculiar, los que viven en la fase terminal, el duelo al perder un familiar. La pobreza y la lucha por subsistir, el consumismo y el materialismo, los desafíos de las familias inmigrantes, el impacto de la guerra en las familias …

Los grandes desafíos que enfrentan las familias

Nadie se atrevería a negar que la familia es la comunidad humana fundamental. Resulta terrible pues, que atraviese una crisis cultural y social que provoca innumerables sufrimientos, debilitándola y haciéndola frágil. Las uniones a prueba, las uniones de hecho, las personas separadas, los divorciados y vueltos a casar, los hijos y quienes se quedan solos, así como las madres solteras, serán motivo de la reflexión de los padres sinodales.

El sínodo de 2014 dejó claro que el matrimonio está reservado para un hombre y una mujer. Ahora, se reflexionará con más profundidad acerca de la pastoral adecuada para las personas homosexuales, así como para los niños por ellas adoptados. Siendo un fenómeno relativamente reciente, no existen todavía programas pastorales al respecto.

Un tema de interés para muchos, es la atención pastoral para los divorciados que viven en una nueva unión. ¿Podrán acceder a la comunión? En el sínodo de 2014, resonó la necesidad de opciones pastorales valientes que partan de la realidad de las fragilidades familiares. Fragilidades más bien “soportadas” con sufrimiento que “elegidas” con libertad. Hacerse cargo de las familias heridas y hacerles experimentar la misericordia de Dios resulta fundamental.

Vocación y misión de la familia cristiana

La familia cristiana, como la tuya y la mía, es ante todo una pequeña Iglesia doméstica. Estamos llamados a reflejar la imagen de la Trinidad, comunidad de vida y amor. Nuestra misión esencial es ser signo eficaz de la existencia del amor de Dios. La primera experiencia de amor y de relación tiene lugar en familia, donde los niños reciben el cuidado protector de los padres. Así, la familia cristiana debe ser un santuario de paz, donde los niños puedan percibir que Jesús está con ellos.

Pidamos a la Sagrada Familia de Nazaret que interceda por nuestras familias para que sean en verdad pequeñas iglesias domésticas. Que nunca más haya en las familias episodios de violencia y división. Y que el Sínodo de Obispos haga tomar conciencia a todos del carácter sagrado e inviolable de la familia y de su belleza en el proyecto de Dios.

¡Apasiónate por nuestra fe!

Read the English translation of this column: "Our Families and the Very Important Synod of Bishops in Rome"

Noroeste Católico – octubre 2015 

Mauricio I. Pérez, miembro de la Parroquia de Sta. Mónica en Mercer Island, es periodista católico. Su sitio web es www.semillasparalavida.org.

Website: www.semillasparalavida.org