Logo
Print this page

¿Cómo debo usar un libro de oraciones?

Foto: Stephen Brashear Foto: Stephen Brashear

P: Hace poco, asistí a una confirmación en que usted distribuyó libros de oraciones entre quienes eran confirmados. ¿Me puede decir más acerca de ese libro? ¿Cuál es la forma correcta de emplear oraciones ya escritas en mis oraciones diarias?

R: El libro se titula Vénganos tu Reino y contiene una colección de oraciones de la tradición católica. Quise brindar un recurso de oración a cada persona que recibió el sacramento de la confirmación con la esperanza de que les pueda ayudar en su crecimiento espiritual.

Seleccioné muchas de las oraciones a lo largo de 30 años como parte de mi esfuerzo por ayudar a crecer en su vida de oración a los estudiantes de preparatoria y universidad, así como a los feligreses de las parroquias donde he servido. Este libro representa la culminación del esfuerzo de varias personas, en especial el P. Michael Pratt, párroco adjunto de mi antigua parroquia en Oklahoma.

Este libro contiene muchas oraciones que me han ayudado a profundizar en mi relación con Jesús. Creo que pueden ayudarte también a crecer en tu relación con el Señor. Si quieres una copia de Vénganos tu Reino, por favor escribe a mi asistente, Ann Shikany (This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.), para solicitarla. No tienen costo. Cualquier donativo nos ayuda a solventar el costo de impresión (N. del T. El libro Thy Kingdom Come solo está disponible en inglés).

Yo me siento atraído en particular a las oraciones de los santos, las mujeres y hombres que nos han mostrado cómo ser amigos auténticos de Jesús durante los últimos 2,000 años. Sus ejemplos y expresiones de fe son caminos comprobados hacia la santidad. Al orar con sus palabras, somos más capaces de entrar en su conversación con Dios y beneficiarnos de la relación agraciada con que han sido bendecidos. ¡Es la belleza de la comunión de los santos que profesamos en el Credo!

Es importante recordar que orar es cuestión no tanto de repetir palabras sino de penetrar en una auténtica comunión con Dios. Jesús advirtió a sus discípulos acerca de reducir la oración a una mera multiplicación de palabras en Mateo 6,7. La oración tiene el propósito de ser una puerta que se nos abre hacia la gracia transformadora de Dios y que alimenta nuestras almas. La oración jamás tiene que ver con cambiar a Dios, sino con ayudarnos a cooperar con la gracia de Dios para ser transformados con ese encuentro.

Los santos nos enseñan cómo es que la vida de una persona sea transformada por la gracia de Dios en formas tanto heroicas como ordinarias.

Las oraciones en Vénganos tu Reino no pretenden limitar nuestra experiencia de oración. Más bien, debieran ser el punto de partida que inicie nuestra conversación con Dios. Como en toda conversación eficaz, es necesario que escuchemos más de lo que hablamos. El silencio es una parte importante de la vida de oración diaria del discípulo, aun cuando se emplea un recurso de oración como este.

Junto con la meditación y la contemplación, la oración vocal es una expresión importante del alma en su ascenso hacia Dios. Es mi esperanza que esta herramienta devocional sea de ayuda a aquellos que quieren responder a la impronta del Espíritu Santo a lograr la comunión con Dios en la oración.

Cinco consejos para crecer en la oración

1. Reserva el tiempo.

Reserva un tiempo de calidad para la oración. No sucede por accidente ni tampoco cuando damos a Dios las sobras de los minutos de nuestro ajetreado día.

2. Pide auxilio.

Pide al Espíritu Santo que entre en tu vida y te ayude a orar como es debido.

3. Quédate quieto.

Recuerda incluir silencio interior y exterior en tu oración para que puedas escuchar a Dios que te habla a ti.

4. Confía en Dios.

Sé dócil como barro en manos del alfarero, humilde como criatura ante el Creador y dependiente confiado como un niño en su padre.

5. Ora pidiendo la voluntad de Dios.

Siempre termina tu oración con las palabras de Jesús, que oraba, “Padre, que no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Read the English version of this column. 

Noroeste Católico - Junio 2019

Bishop Daniel Mueggenborg

Daniel Mueggenborg is an auxiliary bishop of the Archdiocese of Seattle. Send your questions to editor@seattlearch.org.

Northwest Catholic. All Rights Reserved.