Octubre 2020 - San Dionisio y sus compañeros

San Dionisio y sus compañeros

Muerto hacia el 250

Fiesta: 9 de octubre

Según San Gregorio de Tours en el sexto siglo, Dionisio, el primer obispo de París, fue martirizado junto con Rústicus, un sacerdote, y Eleuterio, un diácono. Dionisio, nacido italiano, y varios otros obispos fueron enviados por el papa para evangelizar la Galia (Francia). Dionisio y sus compañeros lograron difundir el evangelio desde una isla en Seine, pero fueron arrestados durante una persecución por el Emperador romano Decius. Luego de un largo encarcelamiento, fueron decapitados y arrojados al río. Sus restos fueron recuperados y enterrados; una capilla construida sobre sus tumbas fue reemplazada por la Abadía de San Dionisio, ahora una basílica en un suburbio del norte de París. Dionisio es uno de los santos patrones de Francia, y de aquellos que sufren posesiones y dolores de cabeza.

 Noroeste Católico - Octubre 2020

Encontrando la calma en medio de la tormenta

A medida que se adentra más el otoño, nos resignamos a la lucha contra el coronavirus sin el consuelo de un clima agradable y de las rutinas que hemos creado durante el verano. Caracterizado por una pandemia, trastornos económicos, disturbios sociales e incluso avispas gigantes, no es exagerado describir este…

Del Editor - Octubre 2020

Octubre es el Mes Respetemos la Vida. La Iglesia debe defender de cualquier ataque el regalo de Dios que es la vida humana.

Citas con discernimiento

Querida Kianna: ¿Cómo puedo manejar y discernir el proceso tener una relación con alguien como joven católico? – Romántica Esperanzada

Sirviendo a familias de agricultores con amor Agape

Después de dos veranos ayudando a familias de agricultores migrantes en el Condado de Whatcom, los estudiantes Kendra Baker y Juan Balmedina, de la Universidad del Oeste de Washington, crecieron en su fe a través de la acción y la solidaridad.

El niño milagro

Casi 15 años después, la increíble recuperación de Jake Finkbonner de una infección por bacteria necrosante continúa fortaleciendo la fe de las personas

¿Hasta cuándo, Señor? ¿Hasta cuándo?

¿Hasta cuándo, Señor? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo me ocultarás tu rostro? (Salmo 12,2) Han pasado días, semanas y meses, viviendo afligido por la sombra constante de una pandemia que nos enferma, nos aísla, nos asusta y nos quita la vida. Prisionero de un confinamiento; alejado de mis seres…
Subscribe to this RSS feed

Social Media Galleries