El Papa Francisco nos lleva con Cristo hacia el Padre

Una de mis posesiones preciadas es la primera página amarillenta de un viejo periódico. Cuidadosamente conservada por mi papá, la edición del 15 de agosto de 1945 del Oklahoman proclama “¡PAZ!” en letras rojo brillante de 6 pulgadas. Fue el fin de la Segunda Guerra Mundial, al fin un tiempo para la reunificación de millones de familias como la nuestra.

Archbishop J. Peter SartainCrecí y aprendí a leer no muchos años después de que la guerra terminó, y aun cuando los acontecimientos de la guerra estaban frescos en las memorias de mi familia y nuestra copia del Oklahoman todavía estaba clara y blanca, presentía como niño que la primera página que sujetaba en mis manos era digna de reverente cuidado de mi papá.

Agradecido por tener ese fragmento importante de la historia, como joven comencé a conservar las primeras páginas de periódicos anunciando noticias históricas, algunas de gozo y otras trágicas. Las guardo en una caja envuelta apretadamente con cinta y una etiqueta que dice “Periódicos”.

La abrí nuevamente la tarde del domingo.

'Primer humo negro'
Dentro encontré un montón de periódicos, muchos de los cuales no había visto en años. Hoy estoy agradecido que tuve la presencia y ánimo para conservarlos. La caja es una especie de cápsula de tiempo de mi vida adulta: Las elecciones presidenciales y de la alcaldía, guerras, visitas de personas famosas, el nombramiento de obispos para quienes serví en Tennessee y, por supuesto, el 11 de septiembre de 2001.

El domingo no me tomó mucho tiempo, rebuscando entre la caja hacia el fondo, para encontrar lo que estaba buscando: los titulares de los que había leído como sacerdote recién ordenado, comenzando mi año final de estudios en Roma.

l L'Osservatore Romano, Ciudad del Vaticano, 16 de octubre de 1978. “I Cardinali en Cónclave per l'elezione del Papa – Prima Fumata Nera.” “Los Cardenales en Cónclave para la Elección del Papa – Primera nube de humo negro”.

l Messaggero, Rome, Oct. 17, 1978. “Dopo Quattro secoli e mezzo eletto un Pontefice non italiano – Il nuovo Papa è polacco – Si chiamerà Giovanni Paolo II – È il cardinale di Cracovia Karol Wojtyla – Ha cinquantotto anni”. “Después de cuatro siglos y medio un Pontífice no italiano es elegido – El Nuevo Papa es polaco – él será llamado Juan Pablo II – él es el Cardenal de Cracovia Karol Wojtyla – él tiene 58 años de edad”.

El Daily American, Roma, Oct. 17, 1978. “6:18 pm – Humo blanco – El mundo le da la bienvenida al Papa de la esperanza – Juan Pablo II". Un artículo hacia la parte inferior de la página lleva el encabezado, “¡Sorpresa! Elección considerada centrista”.

Cuando el Beato Juan Pablo murió, yo era el obispo de Little Rock, y coloqué en mi caja la edición del 3 de abril de 2005 del Arkansas Democrat-Gazette con su enorme encabezado: “La era de Juan Pablo II termina”.

¿Otra 'era' nueva?
Cuando conservé copias de esos periódicos romanos hace más de 34 años, no sabía que algún día yo leería un encabezado categorizando el pontificado del Beato Juan Pablo II como una “era” – tampoco sabía que eventualmente colocaría en mi caja los periódicos anunciando la elección de dos Papas más, Benedicto XVI y ahora, Francisco.

Los titulares en la edición del 14 de marzo de 2013, del Seattle Times dicen algo como aquellos periódicos de 1978: “El Papa de Muchas Primicias – la Elección de un argentino señala un cambio en la Iglesia”. “Los cardenales rompen el molde con su elección – el pontífice Nuevo 'desde el fin del mundo'”. “La elección de un jesuita latinoamericano 'habla enormidades'”. “El intelectual quieto se convierte en primer Papa de Las Américas”.

El Papa Francisco ya ha dado evidencias claras de su personalidad y prioridades – un hombre de sabores y hábitos sencillos, ama a los pobres y enseña a los demás a hacer lo mismo. Un hombre humilde de oración, nos pide que recemos por y con él. Un hombre afectuoso de fe, que gentilmente saluda a las personas en la calle como padre y hermano.

¿Otra “era” nueva? Quizá en un sentido, pero en un sentido más profundo no – pues el Papa Francisco está con nosotros, en el tiempo de Cristo, para llevarnos con Cristo hacia el Padre.

Los titulares "elección sorpresiva" en los periódicos de octubre de 1978 y de marzo de 2013 son razones para la esperanza. El Espíritu Santo guió a los Cardenales en el cónclave la semana pasada, cumpliendo una vez más la promesa de Jesús, que no dejaría huérfana a la Iglesia – o al mundo –.

Usted no estará sorprendido de saber que ese domingo por la tarde coloqué la edición del 14 de marzo de Seattle Times en la caja etiquetada “Periódicos”.

Papa Francisco, tienes nuestro amor, nuestras oraciones, y nuestra obediencia.

4 de Abril de 2013

Arzobispo J. Peter Sartain

Envíe sus intenciones de oración a la Lista de Oración del Arzobispo Sartain a la Arquidiócesis de Seattle, 710 Ninth Ave., Seattle, WA 98104.

Website: www.seattlearchdiocese.org