La fe de cara a un futuro incierto

Querida Kianna:
Estoy teniendo dificultades para planificar el próximo año en medio de tanta incertidumbre, ¿algún consejo?
– Persona Ansiosa

Querida Persona Ansiosa:
Todos podrán identificarse con tu pregunta ahora. Nuestro mundo entero está cargando la misma cruz, mientras continuamos resistiendo y abriéndonos paso en medio de esta pandemia de COVID-19. Podrá parecer como que el futuro está completamente suspenso en el aire, así como nuestros planes, trabajos y eventos que ahora dependen de la situación del virus. Podrá parecer como que este virus nos está controlando, estirándonos en varias direcciones y dejando nuestro mundo angustiado, confundido, en cenizas.

En medio de todo este sufrimiento, dolor e incertidumbre, estamos espiritualmente unidos por la cruz. Tienes razón — hay tantas cosas inciertas ahora. Pero este elemento de incertidumbre se relaciona directamente con la vida espiritual. Si lo piensas: Nuestra fe en Cristo es la “evidencia de las cosas no vistas” (Hebreos 11,1), y la mayoría de nosotros nunca vamos a ver a Cristo “físicamente” durante nuestra vida terrenal. Aun así, creemos que nuestro Señor verdaderamente se ofrece a sí mismo a nosotros en la Eucaristía como el alimento que necesitamos para salir y transformar el mundo a través de nuestro amor cada día.

Entonces, mi invitación para ti es: siéntate al lado de lo incierto. Siéntate con la cruz. Conecta con tus emociones y discierne tus pensamientos con el Señor, en oración. No temas — ¡no estás solo! ¡Esta pandemia puede ayudarnos a conectarnos con lo esencial de nuestra fe y a vivir en el presente! Ninguno de nosotros tenemos asegurado el mañana, así que todo lo que tenemos es hoy — este mismo momento de vivir y de amar. Cuando te sientas ansioso/a y tu mente te lleve a preguntarte acerca del futuro, piensa en tu fe y en lo que significa estar completamente presente en el momento en que estás.

Sobre todo, ¡recuerda que Dios tiene el control! Tal vez nunca entendamos su voluntad o sus planes, pero con fe, podemos confiar que todas las cosas apuntan a Cristo. No hemos sido derrotados. El coronavirus no tiene el máximo poder sobre nosotros. En Cristo, somos fuertes, sabiendo que ya hemos ganado. Al continuar cargando esta cruz juntos, te invito a elevar este sufrimiento a nuestro Padre Celestial y a creer que una luz más brillante nos será revelada.

Aquí hay algunas líneas de un poema que escribí recientemente acerca de la pandemia:

Aunque el mundo parezca silente,
hay una voz más fuerte que escuchar
Que se levanta sobre las cenizas
Porque hay mucho que nos viene a contar

Algo profundo se está preparando
En medio de esta misma cruz
Nuestro firme Señor es fiel
Y debemos escucharle

Más allá de la locura del dolor,
Más allá de las mentiras ,
Más allá de nuestras propias tentaciones
Se encuentran estas tres líneas:

“Estén quietos y sepan que yo doy Dios”
“Estén quietos y sepan que yo doy Dios”
“Estén quietos y sepan que yo doy Dios”
Amén.

¡Dios les bendiga!

Noroeste Católico - Diciembre 2020

 

Kianna Garmanian

Kianna Garmanian is the youth minister at St. Elizabeth Ann Seton Parish in Bothell. Send your questions to [email protected]
__________

Kianna Garmanian es Ministra para Jóvenes en la Parroquia Santa Elizabeth Ann Seton de Bothell. Envíe sus preguntas a [email protected].