San Pedro Claver, apóstol de los esclavos

St. Peter Claver

Nació: 1581
Murió: 1654
Fiesta: 9 de septiembre

Salto a la fama: San Pedro Claver nació en España y entró en la Orden Jesuita en 1601, cuando tenía apenas 20 años. Pedro Claver se fue rumbo a Colombia, donde estaba el más grande mercado de esclavos en el Nuevo Mundo. Después de su ordenación sacerdotal en el año 1616, hizo — voto para dedicar su vida al servicio de a los miles de esclavos africanos que llegaban cada mes al puerto de Cartagena. Siempre mantuvo ese voto, llevando acoger a un estimado de 300.000 esclavos a la fe católica, dando formación a catequistas africanos para llevar el Evangelio a los esclavos en sus propios idiomas y sirviendo a los esclavos, después de que salían de las naves para comenzar su vida en las plantaciones colombianas.

Hecho por cuidar and las poco conocido: Además de cuidar por las necesidades físicas y espirituales de los esclavos, San Pedro Claver trabajó para cambiar de las leyes que regían sus vidas. Aunque él no pudo abolir la esclavitud, luchó por que hubiese leyes que permitieran el matrimonio cristiano para los esclavos y que prohibieran la separación de las familias.

Lo que le hizo un Santo: San Pedro Claver voluntariamente decidió pasar sus días entrando a las sombrías y fétidas bodegas de barcos esclavistas, cuidando de esclavos aterrorizados, enfermos y moribundos en lugar de aceptar ministerios más cómodos entre los católicos acomodados de Cartagena. Personalmente mendigó de casa en casa para recibir y recoger alimentos y llevárselos a los esclavos. Él utilizó su propia capa como una cubierta para cuerpos desnudos, como una almohada para las cabezas cansadas y como un vendaje para las heridas. No se olvidó de los esclavos después de servirles en el mercado de esclavos, él viajaba al campo cada primavera para realizar misiones en las plantaciones. También sirvió a otros además de los esclavos,  dedicándose a la predicación y conversión de los marineros y presos políticos en la ciudad. León XIII dijo: “no hay vida, salvo la vida de Cristo, que me haya conmovido tanto como la de Pedro Claver”.

Citar: San Pedro Claver resumió su ministerio a los esclavos de esta manera: “Tenemos que hablar con ellos con nuestras manos dándoles lo que necesitan, antes de intentar hablar con nuestros labios”.

Oración: San Pedro Claver, que mostraste el amor de Cristo a los esclavos, donde nadie iba, e hiciste por ellos lo que nadie más hizo. Danos el valor de dejar a un lado nuestros miedos y prejuicios y dar todo de nosotros mismos para ministrar a los esclavizados de la pobreza, el hambre, el miedo y la ignorancia. Ayúdanos a demostrar el amor de Cristo a través nuestras acciones y nuestras palabras, para que otros pueden llegar a creer en su poder Salvador. Amén.

NOROESTE CATÓLICO - agosto 2013